Seguidores

sábado, 2 de julio de 2016

Batalla de Nieuwpoort 1600


2 de julio de 1600.-



         Se produce la batalla de Nieuwpoort o primera batalla de las Dunas entre las fuerzas de las Provincias Unidas de los Países Bajos, bajo el mando de Mauricio de Nassau, y el ejército español, al mando del archiduque Alberto de Austria, cerca de la ciudad belga de Nieuwpoort. Es la primera batalla importante ganada por los holandeses en campo abierto, tras las profundas reformas a las que Mauricio sometió a su ejército.






                                  La batalla según una pintura de Sebastian Vrancx (1640).




       A la muerte de Felipe II, el imperio español pasa a manos de su hijo Felipe III, salvo los Países Bajos. que los cedió en testamento a su hija Isabel Clara Eugenia y a su futuro esposo, el archiduque Alberto, que había sido gobernador general de los Países Bajos
     Alberto inició negociaciones con los holandeses, pero estos tramaban en secreto extender su control a Flandes, por lo que los Estados Generales de Holanda ordenaron a Mauricio de Nassau que tomará el mando del único ejército de campo de la costa de Flandes y que capturara la ciudad de Dunkerque, principal base de los corsarios dunkerqueses al servicio de la corona española.



 
Alberto de Austria, archiduque de Austria, soberano de los Países Bajos y conde de Borgoña.


         El 22 de junio, las tropas de Mauricio toman tierra y al enterarse el archiduque Alberto sale de Bruselas al encuentro del ejército protestante con tres tercios, una unidad española amotinada en Diest a la que el archiduque solicita ayuda, y varias unidades valonas, italianas y alemanas. El ejército español interceptó a las fuerzas de Mauricio obligándolas a presentar batalla, tras marchar más de 45 km en un día y una noche.



Michiel Jansz van Mierevelt - Maurits van Nassau, prins van Oranje en Stadhouder.jpg
                                 Mauricio de Nassau, retrato de Michiel Jansz. van Mierevelt


         La vanguardia del ejército español, formada por los amotinados, se topa con dos mil infantes del ejército holandés y unos escuadrones de caballería enviados a su encuentro, a los que aplastan. Sin detenerse alcanzan las posiciones de Mauricio en la playa, apostado sobre unas dunas en las que dispone a su ejército. los españoles eran inferiores en número a los holandeses. En caballería había lanceros ligeros, caballería ligera y coraceros, que eran inferiores en número a los holandeses, y también eran un arma secundaria en el ejército.
       El príncipe Luis, hermano de Mauricio, condujo a su caballería en torno a la posición de Vere y frente a los jinetes de Alberto. Mauricio marchó con los regimientos hugonotes, valones y suizos al este de Vere, mientras la retaguardia, formada por los restantes batallones y más caballería inglesa, se concentraba en una gran duna detrás de la batalla principal.

                                               Tercios españoles marchando en formación.






       Los tercios de amotinados, que habían reclamado el derecho de ocupar la vanguardia, asaltaron la colina de Vere. Sin embargo, no lograron expulsar a las tropas angloholandesas de sus posiciones. Un segundo ataque tampoco tuvo éxito. Poco después, el archiduque Alberto mandó a cuatro tercios contra el resto de la línea de Vere. La caballería española los cubría, pero recibieron de inmediato la carga de la caballería holandesa. Los jinetes españoles se dispersaron y Luis los persiguió, pero finalmente fue obligado a retirarse por el fuego de la infantería de Alberto. Mauricio vio avanzar a dos tercios contra la derecha de Vere. Temiendo que los holandeses pudieran sucumbir, mandó a su segunda línea que reforzaran el flanco. Sin embargo, su posición le impedía ver la situación en la izquierda de Vere, por lo que no le mandó refuerzos. Vere pudo resistir durante un tiempo. Los amotinados apenas tuvieron éxito, y se retiraron tras sufrir grandes bajas. Alberto, al ver que los ingleses no podían resistir más, mandó a los tercios de Monroy y Villar, sus unidades más experimentadas, a que atacasen a los ingleses.


               
                                                  Soldados españoles atacando..


          Tras una dura lucha, los ingleses fueron desalojados de sus posiciones. Algunos hombres se arrojan a las olas para escapar. Vere casi fue capturado cuando mataron a su caballo. El ejército holandés estaba preso del pánico, y los gritos de victoria de los españoles se oían por todo el campo de batalla. Los españoles hicieron un breve alto, para después seguir con el combate.
      Sin embargo, Mauricio aprovechó bien ese breve descanso. Viendo que los españoles estaban desorganizados, ordenó a su caballería que atacase a los españoles. La carga tuvo mucho éxito y los españoles comenzaron una lenta retirada. Vere logró reagrupar algunos regimientos, y volvió a la lucha. Finalmente, Mauricio ordenó a su tercera línea avanzar, y ordenó a su hermano que realizase una última carga contra la caballería española. Alberto perdió el control de sus regimientos que huían en masa del campo de batalla. La caballería holandesa los persiguió, causándoles grandes pérdidas.

                                            Batalla de Nieuwpoort , por Louis Moritz.



        A pesar de que Mauricio venció al ejército español, una proeza de la que pocos podían vanagloriarse en el siglo XVI, no pudo sacar ningún provecho de la campaña, aparte de la inyección de moral que supuso para las tropas y la población de las Provincias Unidas vencer en campo abierto a los tercios españoles. Las líneas de comunicación y aprovisionamiento de las fuerzas de las Provincias Unidas se habían estirado al máximo y Mauricio tuvo que retirarse a fines de mes.
     Los flamencos, a los que Mauricio esperaba incitar a la rebelión contra la corona española, permanecieron leales a ésta. El puerto de Dunkerque, que era el principal objetivo, siguió en manos españolas. Los corsarios con base en este puerto continuaron atacando las naves comerciales y pesqueras holandesas, hasta el declive de la marina española en el mar del Norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario