Seguidores

sábado, 25 de enero de 2014

Combate del San Francisco de Asís. 1797

   25 de enero de 1797.-

      Encontrándose el navío San Francisco de Asís, de 74 cañones, al mando de Alonso de Torres-Guerra,  a 10 leguas de Cádiz,   avistó al amanecer del día 25 de enero, a distancia de 11 leguas en el paralelo de aquel puerto, siguiendo la vuelta del N con vientos E,  cuatro buques, que no dudó fuesen enemigos así por las noticias anticipadas que tenía, como por su falta de contestación a las señales que les hizo de reconocimiento.


   
Navío de línea.


  La escuadra británica estaba compuesta por dos fragatas de 40 cañones, una de 34 y una corbeta de 28, que fueron rechazadas con pérdidas. El episodio empezó a la una de la tarde, durando hasta el anochecer.
    Empezaron los buques británicos a perseguir al Asís, confiados en su ventaja de vela y superioridad de fuerzas, pues muy luego se conoció que consistían en dos fragatas de 40 cañones, otra de 34 y una corbeta de 28, las cuales a la una del día estaban a tiro de cañón, y entonces afirmó el navío Asís su pabellón español, preparado ya para un combate tan desigual.




    La persecución




          Correspondieron los enemigos largando sus banderas inglesas, y rompió el fuego el navío Asís, que se batió en retirada sin intermisión hasta las 4, sufriendo el de dos fragatas que alternativamente lo batían a metralla, dirigiendo él sus tiros con sólo los cuatro guarda-timones de ambas baterías con viveza y acierto, y dando de tiempo en tiempo una orzada o arribada para presentarles el costado, cuyas descargas no pudieron resistir, obligándolas en estos casos a arribar por el daño y averías que sufrían.

          Separáronse las fragatas del combate a las 4, y habiendo consultado entre sí los comandantes ingleses volvieron a combatir a las 4 y media, y prosiguieron hasta las 5 que se retiraron.




    Combate entre un navio español y otro británico.




          La proximidad de la noche, y la situación de quedar empeñado en la costa entre Huelva y Ayamonte, determinaron al Comandante del Asís a virar de vuelta del E resulto a pasar entre los enemigos batiéndolos por ambas bandas; pero estos viendo tal resolución arribaron, y se pusieron en huida, lográndola a favor de la oscuridad de la noche.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada