Seguidores

miércoles, 27 de marzo de 2013

Capitulación del fuerte de Santa Tecla 1776

 27 de marzo de 1776.-


      Dentro del contexto de la guerra hispano-portuguesa de 1776-1777,  fuerzas portuguesas compuestas por unos 1.500 hombres al mando del sargento mayor Rafael Pinto Bandeira, lograron rendir a los 200 españoles al mando del capitán  Luis Ramírez que defendían el fuerte de Santa Tecla, en la Banda Oriental. Hasta cinco veces atacaron los portugueses las posiciones españolas y otras tantas fueron rechazados, hasta que faltos de víveres y municiones, se vieron obligados a capitular, concediéndoles el jefe enemigo el salir del fuerte con todos los honores de la guerra, siendo incendiado y arrasado al día siguiente.




Fuerte de Santa Tecla.


     El Fuerte de Santa Tecla fue una fortificación construida por la Corona de España sobre el río Negro, cerca de la desembocadura del río Piraízinho (en español Piraizito), en el límite de la jurisdicción de la Gobernación de las Misiones Guaraníes (estancia de San Miguel) y la de Buenos Aires, cerca de las fronteras avanzadas del Brasil, en el estratégico y relativamente elevado lugar de reunión de serranías o cuchillas y nacientes de aguas llamado Nudo de Santa Tecla.


División de las Misiones después del Tratado de Madrid en 1750.

     El fuerte fue motivo de desavenencias entre los demarcadores del Tratados de San Ildefonso y debido a su valor estratégico, el primer virrey del Río de la Plata, Pedro de Cevallos, lo mando reconstruir en 1778. El sitio (hoy en plena ciudad de Bagé) era estratégico al estar ubicado cerca del nudo orográfico también llamado de Santa Tecla que, en la Cuchilla Grande, es lugar de nacientes de varios importantes ríos: el Negro oriental, el Piraizito, el Santa María y el Yaguarón. Por tal sitio entraban los contrabandistas portugueses tras previamente haber seguido el camino que une de norte a sur a Río Pardo, Encrucijada del Sur y Cazapava.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada