Seguidores

lunes, 17 de septiembre de 2012

Conquista de Melilla.

17 de Septiembre de 1497.-

     Juan Alonso de Guzmán, tercer duque de Medina Sidonia, enterado de que los Reyes Católicos abandonaban el propósito de conquistar Melilla, decidió tomar la empresa a su cargo, a cuyo efecto y obtenida la correspondiente autorización Real, comisionó a su Comendador Don Pedro de Estopiñán y Virúes, para que pasara a explorar la península de Tres Forcas, cosa que realizó disfrazado de mercader en unión del maestro artillero Ramiro López.


Dibujo de la conquista de Melilla.

     Decidido el Duque a efectuar a su costa la conquista de Melilla, mandó juntar unos 500 hombres, y apurando mucho lo podríamos aumentar a 700, cifra que se ajusta a la capacidad de transporte de los buques de la época, pensemos que la expedición descubridora de Colón estuvo compuesta de tres navíos y 90 hombres. Este es un número suficiente para no tener estrechez en aquella improvisada y pequeña ciudadela de finales del siglo XV.
     Tuvo lugar, pues, sin pegar un tiro, como diríamos hoy, la conquista de Melilla en aquella noche de septiembre de 1497, hecho que celebraron con gran satisfacción los Reyes Católicos, los cuales lo reflejan en una carta que enviaron al Duque en octubre.


Pedro de Estopiñan  en la conquista de Melilla.

     Pedro Estopiñán entró en la ciudad abandonada y destruida por disputas entre los reinos de Fez y Tropecan y dicen que fué intercambiada por unos terrenos en Málaga. Melilla  pasó a depender del Ducado de Medina Sidonia y a partir de 1556, de la corona española.


Escudo de la ciudad de Melilla, basado en las armas del Ducado de Medina-Sidonia.

     Por tanto, Melilla fué la primera conquista africana de la España moderna y con su ocupación empezó a convertirse en realidad el pensamiento político de los Reyes Católicos, que una vez terminada la Reconquista, decidieron apoderarse al otro lado del Estrecho, de una serie de bases que sirvieran de centinelas avanzados de la seguridad de las tierras españolas secularmente amenazadas por las invasiones procedentes de África.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada