Seguidores

sábado, 8 de septiembre de 2012

Alhucemas 1925

8 de Septiembre de 1565.-

     Comienza la retirada del ejército turco que asediaba la isla de Malta. El asedio está considerado como uno de los más importantes de la historia militar y desde el punto de vista de los defensores, el más exitoso. Sin embargo debe ser visto como el momento álgido de una escalada de las hostilidades entre los imperios español y otomano por el control del Mediterráneo.


Llegada de los turcos a la isla de Malta.

     Después de dos grandes asaltos, los turcos habían embarcado su artillería y se preparaban para dejar la isla, habiendo perdido quizás un tercio de sus hombres debido a los combates y las enfermedades de un total de 48.000 hombres, aunque en los días anteriores, aprovechando las lluvias que dejaron fuera de juego los arcabuces y la artillería cristianas, los turcos intentaron sendos asaltos al Fuerte San Miguel. Primero los turcos lo intentaron con ayuda de una manta, una pequeña máquina de asedio cubierta con escudos, después con el uso de una auténtica torre de asedio. En ambos casos, los ingenieros malteses construyeron un túnel a través de las ruinas y destruyeron las construcciones con precisas salvas de balas encadenadas, y los asaltantes repelidos con piedras, ballesta y al arma blanca.


El sitio de Malta, de Egnazio Danti, Museos Vaticanos.

      De todas formas, el marqués de Villafranca, García de Toledo, había desembarcado con 9.600 hombres en la bahía de San Pablo en el extremo norte de la isla antes de dar la vuelta a la isla, para desafiar con sus salvas a la flota turca fondeada antes de volver a Sicilia. En tierra, las fuerzas españolas formaron rápidamente los temidos cuadros de los tercios y emprendieron una marcha de tres días. Los turcos, que preparaban el asalto final, comprendieron su derrota y emprendieron la retirada.
Pero en el último momento, aún pudo frustrarse todo: el 11 de septiembre, un soldado morisco se pasó a los turcos y les informó de que los refuerzos eran de solamente de 5.000 hombres. Creyendo aquello, Mustafá suspendió el embarco y se preparó para el combate. Viendo a los turcos acercarse, Álvaro de Sande, en punta de la vanguardia española, cargó sobre los turcos que iban a tomar posesión de una colina, con una única compañía de arcabuceros, sin esperar a ponerse la coraza o a recibir órdenes.


Retirada de los turcos de Malta, de Matteo Pérez d´Aleccio.

     Los desmoralizados turcos, asombrados por el ímpetu del ataque, y creyendo que se les venían encima todas las huestes de la Monarquía Católica, dieron media vuelta y huyeron, siendo acuchillados hasta que se embarcaron. El día 12 de septiembre desparecía en el horizonte la última vela turca.



8 de Septiembre de 1925.-

     Se produce el desembarco de Alhucemas, desembarco militar llevado a cabo por el ejército y la Armada españolas y que propiciaría el fin de la Guerra del Rif. Se le considera el primer desembarco aeronaval de la historia mundial.


Vista aérea del desembarco.


      El desembarco, previsto para el 7 de septiembre, comenzó, debido al mal tiempo al día siguiente en las playas de Ixdain y la Cebadilla, en el territorio de la cábila de Bokoia, empleándose para ello 24 barcazas tipo K compradas a los británicos y que estaban en Gibraltar, siendo las mismas que éstos habían empleado en su fracasado desembarco en Gallípoli, por eso nos las vendieron, pero los españoles supimos darle el uso debido y conseguimos poner pié a tierra firme y avanzar.


Infantería de Marina española desembarcando de una barcaza tipo K.

     En la costa, los rifeños disponían de catorce piezas de campaña de 70 y 75 mm que habían sido capturadas a los españoles y que ahora eran manejadas por instructores mercenarios extranjeros.También contaban con ametralladoras. Apoyados por los cañones de las escuadras navales y el bombardeo de la aviación, la primera oleada comenzó a las 11:30. Debido a la presencia de rocas, el contingente de la playa de Ixdain debió desembarcar a unos 50 metros de la costa



Desembarco de material logístico en la playa de Morro Nuevo.


     Entretanto, se descubre que la playa de la Cebadilla está minada. Hay unas 40 minas enterradas en la arena. Detonadas las minas, comenzó la segunda oleada a las 13:00 horas, emprendiéndose a continuación un rápido avance hasta ocupar las alturas que dominan la playa. En un primer momento desembarcaron 9.000 hombres y durante el resto del día se procedió a desembarcar el material necesario para continuar la operación. Al caer la tarde, la artillería rifeña reanudó el fuego con intensidad contra las tropas españolas y la escuadra, causando numerosas bajas y alcanzando a los acorazados Alfonso XIII y Jaime I, sufriendo éstos daños menores. La artillería fue respondida con un ataque aéreo español y al final del día, 13.000 hombres estaban ya en tierra.


Compañía de carros de combate Renault FT desembarcada.

     Cabe destacar que en Alhucemas se utilizaron por primera vez en la historia de la guerra carros de combate en un desembarco, concretamente Renault FT modelo 1917, que fueron poco útiles, aunque causaron gran impresión. Además, fue la primera vez en la historia en la que las fuerzas de apoyo aéreo al desembarco, las fuerzas navales y las fuerzas de tierra actuaron bajo un mando unificado, creándose así mundialmente el concepto moderno de desembarco anfibio.


8 de Septiembre de 1983.-

     En el día de hoy, hace 29 años, este servidor de vds. ingresa en el Real y Glorioso Cuerpo de Infantería de Marina Española, como voluntario,  lo que constituye un verdadero orgullo de haber servido en tan glorioso Cuerpo.



Emblema de brazo de la Agrupación de Apoyo de Combate.

     Primero en Cartagena durante dos meses en la Esforca y después destinado a la Agrupación de Combate del Tercio de Armada (TEAR), en San Fernando, Cádiz, en el Batallón de Artillería Pesada de Desembarco, en la 3ª Batería de obúses autopropulsados de 155/32 M- 109 A2, en aquél momento los únicos de Europa.


Con los compañeros, en el lejano 1984.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada