Seguidores

lunes, 30 de julio de 2012


30 de Julio de 1762.-

      Tropas inglesas ocupan el Castillo del Morro en la Habana.     En 1762 una flota inglesa consistente en 53 naves de guerra, barcos hospitales de carga y de transporte con más de 25, 000 soldados bajo el mando del conde de Albemarle, se presentan frente a la Bahía de
La Habana, para sorpresa de todos los habitantes y las autoridades militares de la villa.


Castillo del Morro en la actualidad.

     A pesar de lo anterior los casacas rojas tuvieron que sacrificar un gran número de hombres y recursos para poder ocupar la urbe, primeramente tuvieron que levantar un sitio muy prolongado al castillo del Morro el cual ponía en jaque a los invasores y solo después de haber ocupado la colina del frente (la Cabaña, donde posteriormente se edificaría la fortaleza homónima), pudieron abrir fuego de artillería y abrir una brecha, que hizo que finalmente la fortaleza cayera, en la defensa de esta fortaleza se destacó el jefe español Luis Vicente de Velasco, que defendió bravamente hasta morir el castillo, el conde de Albemarle le rindió los honores militares debidos a un oficial de su rango y valentía. al contrario de los otros líderes españoles que huyeron a Jesús del Monte y otras zonas lejanas al combate.
Barcos británicos bombardeando el castillo del Morro.
                                              


30 de Julio de 1811.-

     Se produce la ejecución del lider independentista novohispano Miguel Hidalgo y Costilla, fusilado al amanecer, sentado en un banco, con la mano en el corazón, los ojos vendados y un crucifijo, no se le aplicó el trato dispensado a los traidores a la partia y al Rey que era el fusilamiento por la espalda. La ejecución tuvo lugar en el antiguo patio del Colegio de los Jesuitas en Chihuahua, entonces habilitado como cuartel y cárcel y que en la actualidad es el Palacio de Gobierno de Chihuahua.


Ejecución del cura Hidalgo.

     A pesar de haber recibido dos descargas del pelotón, no murió; por lo que el teniente al mando ordenó a dos de los soldados disparar a quemarropa sobre el corazón del padre Hidalgo, acabando así con su existencia. Su cadáver fue posteriormente decapitado por un comandante tarahumara apellidado Salcedo, y su cuerpo enterrado en la capilla de San Antonio del templo de San Francisco de Asís en la misma ciudad de Chihuahua Finalmente, desde 1925 reposa en el Ángel de la Independencia, en la capital. En 1868 fue erigido en su honor el Estado de Hidalgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada