Seguidores

jueves, 26 de julio de 2012

26 de julio de 1582.-

    .
     Se libra el combate naval de Terceira (o Tercera), también conocida como Batalla de San Miguel,  en aguas de la Isla Terceira y la Isla de São Miguel (San Miguel) de las Azores entre la  escuadra española de  Álvaro de Bazán, compuesta por 25 naves, y otra escuadra francesa de 60, al mando del almirante Felipe Strozzi,  terminando con una aplastante, pero decisiva, victoria para los españoles. Ésta fue la primera batalla naval de la Historia en la que participaron galeones de guerra, y también fue la primera batalla naval que se libró en mar abierto.

Galeón San Mateo en las Azores.

     El 26 de julio amanecen las dos flotas a tres millas una de otra, y a 18 millas de la isla de San Miguel,  estando la francesa a barlovento
     Después del mediodía, el galeón San Mateo, que lleva de maestre de campo a D. Lope de Figueroa se aparta de la línea hacia barlovento. Los franceses creen que pueden aislarle de la línea española, y se dirigen hacia él la Capitana, la Almiranta y tres galeones. Figueroa acepta el combate, y sin disparar sus cañones, se ve abordado por la Capitana (por babor) y la Almiranta (por estribor), mientras los otros tres galeones le hacen disparos por proa y popa. Cuando las dos naves están muy cerca, dispara su artillería, produciendo grandes daños a los franceses, y repite la descarga antes del abordaje. Pone tiradores escogidos en la gavias que barren las cubiertas francesas. Siendo el San Mateo ya una boya, sin jarcias ni velas, mantiene combate durante dos horas. Tuvo que dar orden D. Lope a sus hombres para que no pasasen a la Capitana francesa, que se había rendido, para mantener el combate con la Almiranta.

Galeón San Martín de Álvaro de Bazán.

     Seguidamente se aferra a la almiranta francesa, que hace mortífero fuego contra la nao de Villaviciosa. Mientras, Bazán maniobra para descargar sus armas en ayuda de los más apurados o destruir a los buques enemigos que intentan llegar en socorro de los que combaten enzarzados con las naos españolas. En esta situación, Brissac escapa del campo de batalla dejando sólo a Strozzi, que da la señal de retirada y trata también de desprenderse del San Mateo para huir, pero el San Martín lo aborda por un costado y la nao Catalina de Sebastián de Labastida por otro, obligándole a rendirse.
Al dar por perdidas la Almiranta y la Capitana, los franceses que no están trabados a naves españolas se retiran, terminando el combate a las cuatro horas de empezar.

D. Álvaro de Bazán, IMarqués de Santa Cruz.

     Por parte española hubo 224 muertos y 550 heridos, y, aunque no se perdió ningún barco, todos quedaron con averías. Por parte francesa se perdieron 10 navíos grandes, y se calcula que hubo unos 2.000 muertos, entre ellos el almirante Felipe Strozzi.


26 de Julio de 1822.-

     Tiene lugar la llamada Entrevista de Guayaquil, que fue una reunión que sostuvieron los libertadores de América , Simón Bolívar y José de San Martín en la Ciudad de Guayaquil,  a solas y sin testigos, en que trataron tres asuntos: el destino de la Provincia de Guayaquil, la reparación de la ayuda que el Perú había brindado anteriormente para la liberación de aquella provincia, y el final de la campaña contra los realistas, cuya definitiva etapa debía librarse en el recientemente Independiente Perú, ya que en zonas de la sierra peruana se encontraban los últimos reductos de los ejércitos realistas instalados en Sudamérica.


Entrevista de Guayaquil.


      Para San Martín, lo conversado en las reuniones era un secreto que se debía guardar para no poner en peligro las operaciones militares contra los realistas que todavía no estaban definidas, y, por varios años, no reveló lo conversado. Bolívar, en cambio, produjo a los pocos días varios informes, redactados por su secretario, en el que da su versión acerca de lo tratado con San Martín en Guayaquil, pero en ellos, Bolívar omitió el pedido de San Martín de unir ambos ejércitos y de este modo terminar en forma rápida la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada