Seguidores

martes, 24 de julio de 2012



24 de Julio de 1797.-
      Tercer intento de asalto a Santa Cruz de Tenerife por parte de la escuadra británica mandada por Horacio Nelson. Despues de dos intentos frustados de desembarco los días anteriores, a las 10.30 de la noche del 24 de julio, los infantes de marina británicos y marineros se encontraban alrededor del navío Zealous donde formaron los seis grupos, con 700 hombres. Además de las lanchas les acompañaba el cúter Fox, con 180 hombres escogidos y 80 en una goleta canaria apresada varios días antes.


                                        
Maqueta del cúter Fox.

     Con remos envueltos en telas para no hacer mucho ruido comenzaron a avanzar las dos millas que los separaban de la playa. Lograron llegar hasta tiro de cañón de la costa (unos 300 metros) antes de ser descubiertos por la fragata española San José, que se encontraba fondeada a 500 metros del muelle, seguido por el castillo de Paso Alto. La batalla fue emprendida en 5 frentes, el principal, el área alrededor de la plaza de la Pila, la reguera de Santos, la playa de las Carnicerias, y el monasterio de Santo Domingo. Sin embargo los primeros que llegaron a las playas se habían equivocado y se habían despistado del resto de las tropas, además la mayoría de su munición estaba inservible por el oleaje y a parte perdieron sus escalas de mano para escalar.

Nelson herido durante el desembarco.


24 de Julio de 1823.-
     La escuadra realista es derrotada por la flota insurgente en aguas del Lago de Maracaibo, en el actual estado de Zulia, en Venezuela.En la batalla se enfrentaron la escuadra republicana dirigida por el almirante José Prudencio Padilla comandante del tercer departamento de Marina y de las operaciones sobre el Zulia y la realista mandada por el capitán de navío Ángel Laborde y Navarro, comandante del apostadero de Puerto Cabello y
segundo jefe de la armada española sobre Costa Firme.


Batalla del Lago Maracaibo.

     Los buques republicanos avanzaron con rapidez sobre la escuadra realista que se mantuvo anclada en espera del ataque.Como consecuencia del ataque patriota, fueron destruidos muchos buques realistas y capturados otros. Los realistas en la más angustiosa situación picaron los cables y trataron de escapar haciéndose a la vela; pero fracasaron en su intento. sólo tres goletas realistas lograron escapar y se pusieron al abrigo del castillo de San Carlos.


Acción del castillo de Maracaibo.

     En 2 horas de recio combate se decidió la acción, que supuso el establecimiento de negociaciones con el capitán general de Venezuela, quien, al concluirlas el 3 de agosto siguiente, se vió obligado a entregar el resto de los buques españoles, la plaza de Maracaibo, el Castillo de San Carlos, el de San Felipe en Puerto Cabello, así como todos los demás sitios que ocupaban los españoles y el día 5 evacuó definitivamente el territorio venezolano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada